SeguiMeteoMeteoTemasCirculación General Atmosférica

Circulación General Atmosférica


Con la fórmula de Coriolis se puede razonar:
(reducida)
siendo:
ohmio la velocidad angular de giro de la Tierra alrededor del polo
alfala latitud del lugar
v la velocidad lineal del viento

Teniendo en cuanta que la latitud del Polo Norte es de 90º el sen 90º = 1 (en la circunferencia goniométrica no se sobrepasa el valor 1 por tanto en los Polos se encuentra el valor máximo de esta aceleración).
Por el contrario en el ecuador la latitud es 0 y sen 0º=0 por lo que la ecuación se iguala a 0 siendo la aceleración nula.
Si tenemos un globo terráqueo y lo hacemos girar hacia el E lo podremos comprender.

Al situarnos en el globo terráqueo justo en la vertical del Polo y lo hacemos girar veríamos como este punto no gira con la Tierra debido a que el Polo en el caso de la Tierra supone el eje rotacional de la misma. La desviación de viento aquí es máxima porque la superficie terrestre gira alrededor de su propia vertical. Si nos situamos en el ecuador veríamos como éste gira máximamente alrededor del eje de rotación por ser el punto mas alejado con respecto al eje de rotación de la Tierra, la desviación aquí es nula.
Prosigamos con la situación atmosférica de ésta región donde lo habíamos dejado:
Comentábamos que en el ecuador no actúa la aceleración de Coriolis por lo que se imposibilita la presencia de anticiclones y borrascas acusadas, pero si se genera una circulación ciclónica de viento que equilibra la fuerza centrífuga y la de presión. Son el gérmen de los ciclones tropicales que se generan en posiciones mas alejadas al ecuador.
Las corrientes de aire ascendentes que se generan en la zona de convergencia como decía, se dirigen en sentido contrario al viento alisio de tierra formándose el mencionado contralisio. Este viento a las altitudes a las que fluye se ve exento de la acción de rozamiento causada por la rugosidad del terreno () que no posee unidades que la defina. El viento que fluye exento de esta acción de rozamiento no se desvía de la dirección a la que fluye, ya que lo que hace el rozamiento superficial en el viento es perturbarlo y hacerlo dirigir hacia regiones que no le corresponden. Fluye así el viento siguiendo la dirección de las isobaras, llamamos a este viento, viento geostrófico.
En el caso del viento geostrófico que fluye en dirección al hemisferio norte debe subsidir en una determinada zona, esta zona se denomina cinturón subtropical anticiclónico donde el viento desciende formando células anticiclónicas distribuidas entorno a los 20-40º de latitud, aunque es algo relativo ya que dependerá su posición de la época del año en la que nos encontremos. Se forman así anticiclones subtropicales de gran envergadura, como el anticiclón de las Bermudas-Azores del Atlántico Norte (Azoriano o maldito llamado popularmente jeje), estos anticiclones nunca se suprimen bajo ningún concepto normal, ya que si esto sucediese supondría que no existiría un descenso de aire en esta zona. El que no exista un descenso quiere decir que tampoco existiría ascenso de aire (ZCIT), lo que supondría que la densidad de aire en el ecuador sería acusada y esto no es así puesto que el sol siempre calienta bastante estas zonas permitiendo la circulación de la atmósfera.
Mucho hay por determinar o investigar acerca de la relación sol-clima.
Las grandes sequías que acontecen en la Península Ibérica, por ejemplo, pueden estar muy asociadas a lo que sucede en el ecuador, ya que si los vientos alisios se ralentizasen supondría una menor ascendencia de aire en esta zona, lo que provocaría que las descendencias sobre los anticiclones subtropicales fuese menor adquiriendo estos una menor envergadura. Aunque claro, hemos mencionado los alisios por mencionar algún punto, porque los vientos alisios dependen de un sofisticado sistema global que a su vez depende de otras ciertas cosas.
En un futuro esto a mi parecer habría que tenerlo en cuenta para una mayor eficacia a la hora de predecir periodos de sequía.
Como digo, los anticiclones subtropicales nunca se pueden suprimir, tan solo se pueden desplazar hacia el N o al S. A partir de aquí el viento comienza a fluir dirigiéndose (en el caso del hemisferio norte) hacia el N una parte y hacia el sur otra, si nos centramos en la parte que se dirige hacia el sur vemos que tenemos los vientos alisios, que se forman en el borde meridional del anticiclón, originariamente es viento de componente N pero como actúa Coriolis se desvía hacia la derecha y antes de llegar al ecuador es prácticamente de N al anularse esta acción.
Si observamos el viento que se dirige hacia el N vemos los vientos del W que coinciden con las zonas templadas, originariamente de componente S desviado hacia la derecha formándose los ponientes, mas de SW contra mas al S y mas de W contra mas al N.

Nos saltamos ahora lo que sucede después de los anticiclones subtropicales, de los vientos de poniente, y saltamos a los Polos para estudiar mas a fondo lo que allí sucede.
Como dije al principio, el aire que asciende en el ecuador busca regiones más densas para subsidir en estas y hacer desplazar al S las acumulaciones de aire que allí se producen, una compensación por así decirlo, parecido a lo que sucedía con los alisios.
Esta zona de densidad acusada se produce sobre los Polos. Nos centraremos en el Polo Norte, donde el viento de las zonas templadas y tropicales desciende. Se forman así anticiclones árticos (A groenlandés [por ejemplo]) y subpolares (Siberiano), cabe destacar que el viento que desciende es aire relativamente cálido ya que como recordamos procede de áreas meridionales, es por ello por lo que cuando existen anticiclones árticos existe aire cálido en las capas altas de la atmósfera, a unos 10hPa (estratosfera). Este aire relativamente cálido desciende formando estos anticiclones árticos, al descender va ejerciendo una presión acusada sobre la columna de aire inferior, lo que provoca que este aire inferior se apelmace y vaya dirigiéndose a S presionado por el aire subsidente, y se dirige al S buscando áreas de menor densidad para poder volver a ascender. Observando estas transmisiones de aire entre unas y otras zonas, nos damos cuenta de lo que dije con anterioridad, el bucle que conforma la atmósfera, en lo que absolutamente todo está relacionado, de ahí fenómenos como la teoría de fluido caótico, ya que muchísimas cosas dependen de otro montón de cosas haciendo así de apasionante el mundo impredecible de la meteorología y la física que la rige.

Sigamos con estos desalojos de aire del Polo y dejémonos de tanta palabrería que todo el mundo conoce...
Como recordamos, la aceleración, fuerza o parámetro de Coriolis es máximo sobre los Polos por encontrarse el punto más septentrional y meridional del planeta en el eje rotacional. Curioso dato este para determinar la dirección que prosigue el desalojo polar a regiones más meridionales en el caso del hemisferio norte.
Como la aceleración de Coriolis aquí es máxima, los vientos que deberían llevar un movimiento lineal con dirección al sur, se “transforman” en vientos del E, los levantes árticos, con mas mutación a componentes sureñas contra mas nos vayamos alejando del Polo. Estos vientos poco a poco van llegando a las zonas templadas donde precisamente convergen con los vientos de ponientes. Se produce así un ascenso de aire denominado Cinturón Ciclónico Subpolar, donde se encuentra el Frente Polar que constituye la separación entre el aire cálido de regiones subtropicales del S del aire frío polar del N. Cuando se producen ondulaciones en este frente surgen las borrascas que nos suelen afectar.
Es muy interesante esto último, la relación que existe entre ambos vientos nos permite determinar dónde se encuentran los anticiclones y dónde las borrascas.
Como hemos visto, en una determinada zona se “separa” el viento alisio del viento de poniente, suponiendo una zona de divergencia, y las divergencias de viento suponen un anticiclón. Sin embargo hemos visto también como converge el viento polar con el subtropical o poniente, creándose la mencionada zona de convergencia que corresponde una zona ciclónica.
Se razona como algo fundamental observar y dar mucha importancia a lo que acontece en el seno del aire para poder comprender lo que sucede en superficie.
Y bueno, hemos así cerrado el bucle atmosférico al explicar esta zona de convergencia última. Hemos tocado de esta manera la punta del iceberg del tema de la dinámica atmosférica. En un futuro que esperemos sea cercano, nuestros hijos o nosotros quien sabe jeje, deberíamos estudiar muy a fondo este bucle ya que en él se encuentra el enigma meteorológico (según creo yo), se encuentra la definición de pronóstico a corto, medio y largo plazo.
Debemos en un futuro comprender mejor las relaciones existentes entre las distintas zonas de convergencias, subsidencias y transferencias de aire. Las densidades y geografías de los distintos territorios que conforman la Tierra, si queremos obtener así un pronóstico muy fiable.
En el caso de la península nosotros los observadores (me incluyo xD) debemos mirar mas allá del Frente Polar o confluencias subpolares de viento si verdaderamente queremos conocer el clima tan caprichoso (y en ocasiones aburrido) como el que rige la Península Ibérica.
Y bueno después de todo este interminable post o mejor dicho artículo jeje, solo queda decir que espero que os haya gustado y no os hayáis aburrido.
Un saludo.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Por favor, acceda con sus datos para poder comentar
ZEM - Comentado Altitud Municipios Comunidad d... en Artículo Joomla
La localidad de Bustarviejo está mal su altitud so...
sierranorte - Comentado Weather Underground en Artículo Joomla
Hola Cualquier estación que se pueda conectar a un...